/ Criminología

Criminología: La Queiloscopía como Técnica de Investigación

queiloscop-a

La queiloscopía es la parte de la ciencia que se dedica al estudio de los surcos labiales y las huellas que éstos dejan. La palabra deriva del griego "cheilos", labio, y "skopein", observar.

Su aplicación principal se centra en el campo de la criminología, para investigar delitos en el que a partir de las hullas labiales encontradas en la escena del crimen, se pueden identificar sospechosos. Las desventajas de esta técnica y que llevan a la necesidad de contrastar con otro tipo de análisis criminalístico son:

  • Su caracter temporal
  • Y el hecho de que los surcos labiales pueden cambiar en función de la edad o de alguna patología como herpes labial o una queilitis actínica.

Pero dentro de la queiloscopía, existe una vertiente, la palatoscopía, con la que se estudian los surcos del paladar, los cuales tienen un caracter más perenne (no cambian con el tiempo) y son únicos en cada individuo (excetuando en el caso de los gemelos univitelinos).

La información que nos puede aportar la queiloscopía es amplia: edad, sexo, raza y, lo más importante, peculiaridades individuales.

En la técnica de análisis de los labios, se tienen en cuenta varios aspectos:

  • El grosor:

    • Delgados: el espacio subnasal y la piel del labio inferior puede ser extendido debido al labio fino. Son característicos de los caucásicos europeos.
    • Medianos: la mucosa es más redondeada y tiene un espesor entre 08 y 10 mm. Son el tipo más frecuente.
    • Gruesos: son labios abultados y muy voluminosos con un cordón labial muy marcado por la eversión del borde provocado por el músculo orbicular, formando una línea blanca ondulada. Son característicos de las razas negras.
    • Mixtos: labios presentes en las razas orientales, suelen combinar el labio superior delgado con el labio inferior grueso.
  • Disposición de las comisuras, es decir, las zonas de unión laterales del labio superior e inferior. Se clasifican en función de la linea que queda entre los labios. Trazando una línea recta perpendicular a ésta, tendríamos:

    • Comisuras abatidas: ligeramente hacia abajo
    • Comisuras horizontales: en paralelo a la línea labial
    • Comisuras elevadas: ligeramente hacia arriba

tipos-de-comisuras
Imagen 1. Tipos de comisuras: a. horizontal, b. abatidas y c. elevadas (Fuente: http://www.mailxmail.com/curso-identidad-medio-dientes/queiloscopia)

Clasificación de Suzuki y Tsuchihashi (1970)

Los autores establecieron una clasificación tomando 6 elementos principales, basados en las diferentes formas y el curso que toman los surcos en las impresiones labiales. Estas se dividen en:

  • TIPO I: Líneas Verticales Completas, surcos rectos bien definidos que corren verticalmente a través del labio y cubren toda su extensión.
  • TIPO I’: Líneas Verticales Incompletas. Los surcos son rectos, pero desaparecen sin cubrir toda la extensión del labio.
  • TIPO II: Líneas ramificadas o bifurcadas. Los surcos se bifurcan a lo largo de su trayecto.
  • TIPO III: Líneas entrecruzadas. Los surcos se entrecruzan en forma de aspa “X”.
  • TIPO IV: Líneas reticuladas. Producen múltiples cruces, dan la apariencia de un retículo
  • TIPO V: Líneas en otras formas. En este caso los surcos que no se puede clasificar en ninguno de los casos anteriores.

Clasificacion
Imagen 2. Clasificación según de Suzuki y Tsuchihashi, 1970 (Fuente: http://peritajeenodontologia.blogspot.com.es/2013/04/identificacion-en-odontologia.html)

Bibliografía